La destrucción de ELA

El País publica hoy un conmovedor reportaje de Rafael Méndez acompañado de un video sobre Daniel, un joven de 35 años que pidió morir dignamente renunciando a dos operaciones quirúrgicas para combatir su enfermedad, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Se trata sin duda de un reportaje devastador, triste, conmovedor y realista, que se convierte en cruel al saber que su protagonista, Daniel, tenía 35 años y un año antes era profesor de eduación física. Plantea la libertad de cada uno de decidir sobre su propia vida, su propio cuerpo y hacerlo de forma legítima, sin incurrir en delito penal ni poner a familiares directos en apuros legales.

El caso de Daniel arroja asimismo luz sobre la ELA, una enfermedad relativamente desconocida pero fulminante, puesto que invalida la movilidad de las personas que la sufren pero no su actividad cerebral, que sigue siendo tan activa como siempre.

Este es un reportaje muy interesante, diseñado para crear opinión y lanzar de nuevo el debate sobre la eutanasia. Un debate que no debería exisitir puesto que cada uno es libre de decidir qué hacer con su existencia.

Me parece especialmente interesante la cita que recoge el texto: “Hay médicos anclados en el pasado y con un sentido de la medicina de que ellos son propietarios del paciente. Hay que hacer lo que quiera el paciente porque él es el dueño de su vida y no podemos sustituirlo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: